Por la sequía, recortan nuevamente la producción esperada de trigo

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires recortó en 700.000 toneladas la estimación de producción de trigo a nivel nacional debido a la sequía que afecta a parte del área agrícola nacional y la situó en 16,8 millones de toneladas.

De concretarse este guarismo, la actual campaña se ubicará 2 millones de toneladas por debajo del ciclo anterior y muy lejos de las 21 millones de toneladas que se proyectaban al inicio de la siembra, en mayo pasado.

El recorte realizado por la entidad bursátil se basó en los bajos rendimientos obtenidos en los primeros lotes cosechados y en la sequía y heladas en gran parte del centro y norte del país que afectó el normal desarrollo del cultivo.

En la actualidad, la cosecha avanzó sobre el 3% de las 6,5 millones de hectáreas implantadas con un rendimiento promedio de 8,5 quintales por hectárea (qq/ha).

En la región norte del país, el área más afectada por un intensa sequía que se extiende desde marzo hasta estos días, las cosechadoras avanzan sobre lotes que darían un resultado por encima de los 3 qq/ha.

Así, en la región NOA ya se recolectó el 31,5 % del área apta, mientras que en el NEA se cosechó el 19,9 %, con rindes promedio de 7,8 qq/ha y 9,8 qq/ha, respectivamente.

Para la franja central del área agrícola, se esperan rendimientos de entre 6 qq/ha y 25 qq/ha «al tiempo que aumentan las hectáreas que se destinan a consumo animal o se barbechan para la siembra de verano», destacó la entidad bursátil.

En este sentido, la bolsa porteña puntualizó que «el déficit hídrico y las heladas causaron mermas de hasta un 60 % sobre el potencial de rinde, y las lluvias recientes no tendrían impacto» en una mejora.

Una situación distinta ocurre con la zona sur del área agrícola, donde la condición hídrica se mantuvo por las lluvias de los últimos días, por lo que se esperan rindes «próximos o por encima de los promedios históricos».

Por otro lado, la incorporación de lotes de maíz con destino grano comercial continuó en el centro y sur del área agrícola y se alcanzó a sembrar el 27,5 % de las 6.300.000 hectáreas estimadas para la campaña en curso.

Las lluvias relevadas durante los últimos días mejoraron la humedad de los perfiles y «apuntalan la siembra de planteos tempranos del cereal en las provincias de Santa Fe y Buenos Aires».

Respecto al girasol, ya se sembró el 35% de las 1,4 millones de hectáreas estimadas, mientras que las últimas lluvias mejoraron los perfiles hídricos de la cebada, en especial la implantada en Córdoba y Santa Fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + veinte =