El BCRA renueva el incentivo para la liquidación de la cosecha

El directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) mejoró las condiciones de constitución de los denominados Plazos Fijos Chacareros, removiendo límites para la renovación.
Los Plazos Fijos Chacareros pueden constituirlos las personas y empresas con actividad agrícola y su rendimiento está relacionado al valor de los cereales u oleaginosas y de la cotización del dólar estadounidense.
La condición establecida es que el monto no supere hasta dos veces el valor total de las ventas registradas este año.

El BCRA dispuso que se admita la renovación de esas inversiones a plazo existentes a la fecha por hasta el monto a cobrar a sus vencimientos sin tener en cuenta ese límite de manera de mantener el incentivo a la venta de la cosecha.
Además, el directorio del BCRA decidió elevar el monto para el acceso al financiamiento en pesos de las empresas agroexportadoras, destinado a la compra para exportación, a $15.000 millones cuando los controlantes sean residentes en el país.

El Banco Nación ya ofrece los plazos fijos «dólar-linked» para los productores

Previo a la decisión del BCRA, el Banco de la Nación Argentina (BNA) anunció la decisión de ofrecer nuevamente al sector agrícola la opción de inversión en depósitos a plazos fijos en pesos atados a la variación de la cotización del dólar.

La propuesta está orientada a ampliar la oferta de servicios financieros para personas y empresas que realizan actividades productivas relacionadas con el agro, precisó el BNA en un comunicado.

Para esta herramienta de inversión a plazo con retribución variable, la tasa de interés sobre el capital invertido se calculará en función de la variación en la cotización del dólar de dos días hábiles previos a la fecha de imposición hasta dos días hábiles previos al vencimiento, explicó el banco estatal.

En ese sentido, se aclaró que “si la variación resultase negativa, se aplicará tasa cero”.

El capital a invertir es en pesos, atado al dólar, y el plazo de colocación cuenta con un mínimo de 60 días y máximo de hasta 370 días, por un monto mínimo de $ 1500 y un máximo de $ 500.000.000, lo que no podrá superar el doble de las ventas totales del titular del depósito, en cereales u oleaginosas, registradas a partir del 1º de noviembre de 2019.

Este instrumento financiero permitirá profundizar los beneficios para los inversores del agro, uno de los principales sectores del país en la generación de ingresos de divisas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 4 =