El Niño podría afectar la producción agropecuaria argentina durante el verano

Un informe científico presentado a los ministros del Consejo Agropecuario del Sur (CAS) en la COP28 anticipa que el fenómeno de El Niño podría afectar la producción agropecuaria argentina durante el verano.

El documento, elaborado por científicos de los institutos de investigación agropecuaria miembros del Programa Cooperativo para el Desarrollo Tecnológico Agroalimentario y Agroindustrial del Cono Sur (Procisur), indica que hay una probabilidad superior al 90% de que El Niño persista en el verano del Hemisferio Sur.

Según explicó Télam, esto significa que se pronostican lluvias por encima de lo normal en la Gran Cuenca del Plata, que incluye a la Argentina, Uruguay, Paraguay y el sur de Brasil. En cambio, en el norte y el nordeste de Brasil se esperan sequías intensas y severas.

En la Argentina, la sequía de los últimos años ya tuvo un impacto negativo en la producción agropecuaria. Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la campaña agrícola 2022/23 se vio afectada por la escasez de lluvias, lo que se tradujo en una reducción de la producción de soja, maíz y trigo.

En este contexto, el paso de El Niño podría generar nuevas complicaciones para los productores agropecuarios argentinos. Las lluvias por encima de lo normal podrían provocar inundaciones, lo que podría dañar los cultivos y la infraestructura agrícola.

Por otro lado, la sequía en el norte y el nordeste de Brasil podría afectar el suministro de granos a la Argentina, lo que podría aumentar los precios de los alimentos.

Los productores agropecuarios argentinos deben estar preparados para los posibles impactos del fenómeno de El Niño en el verano. Es importante tomar medidas para mitigar los riesgos, como asegurar la disponibilidad de agua para riego y proteger los cultivos de las inundaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − cuatro =