Avanza el control sobre el comercio de productos en plataformas digitales

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) sigue adelante en su trabajo para transparentar la venta -a través de internet- de medicamentos veterinarios y fitosanitarios destinados a las producciones animal y vegetal, y brindar seguridad a los consumidores, extendiendo su órbita de acción a todas las plataformas de comercio electrónico.

La responsable del Programa de Fiscalización y Monitoreo en medios digitales del Senasa, Rosina Leicht Ziegler, explicó que el organismo cuenta con el apoyo y colaboración de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) a través de convenios de cooperación oportunamente suscriptos».

«Por un lado aprovechamos la vasta experiencia que tienen en la regulación y la fiscalización digital, y por el otro, compartimos datos e información que nos permiten identificar a los titulares y/o usuarios de diferentes dominios o sitios web, cuyos contenidos puedan estar en infracción, para notificarlos y otorgarles un plazo perentorio de adecuación, además de brindarles asesoramiento técnico-normativo pertinente, que demande cada caso en particular”, detalló.

Además, Leicht destacó que, “tenemos vigente en el ámbito privado, un Convenio firmado con la empresa de comercio electrónico más grande de América latina y la séptima del mundo, Mercado Libre, con presencia en 19 países. A este trabajo que venimos desarrollando con la ANMAT, la AFIP y Mercado Libre, se suma un trabajo de cooperación iniciado con Nic Argentina, Organismo Nacional encargado de registrar y habilitar todos los dominios .com.ar de nuestro país».

En tal sentido, y mediante un trabajo conjunto y coordinado con la Anmat y NIC Argentina, se mantuvo un encuentro virtual con representantes de Facebook e Instagram, allí se acordó que ambas plataformas presten su colaboración para que el Senasa pueda solicitar la baja de publicaciones o perfiles, cuando se detecte la venta de productos veterinarios y farmacológicos destinados a mascotas, animales no domésticos, alimentos para animales sin registro, fertilizantes, fitosanitarios y artículos de nuestra competencia, que violen la normativa vigente.

La responsable del Programa aseguró que, «también desde el área generamos informes y estadísticas periódicas que nos permiten tener un panorama más claro e identificar cuales son los productos más sensibles y sobre los que se detectan un mayor volumen de infracciones, para optimizar su abordaje y poder desarrollar paralelamente diferentes acciones y comunicaciones. El propósito es persuadir, informar y generar conciencia a los usuarios en general, sobre las normas que regulan la venta en esos canales digitales y evitar sanciones».

El Programa busca que la presencia del Estado Nacional en las transacciones que se realizan en estas plataformas digitales, ayude a transparentar la actividad y brinde un mayor y mejor grado de certezas al consumidor y a la ciudadanía en general sobre los productos que adquiere.

“A partir de la presencia del Senasa en éste tipo de transacciones digitales, aumentaron las consultas y el inicio de trámites de inscripción y registro de nuevos productos, que hasta el momento, no tenían regularizada su situación. Esto permite a un mayor número de usuarios del sistema público, comercializar sus artículos dentro del marco de la ley, brindando seguridad a los consumidores. Es un gran logro para el Senasa utilizar esta herramienta de fiscalización digital que nos pone a la par de otros organismos técnicos del Estado», completó Leicht.

La operatoria digital desarrollada desde el Programa, permite brindar transparencia y trazabilidad de sus actividades, identificar los temas más sensibles y abordarlos desde un enfoque más integral y actual.

Es 100% amigable con el medio ambiente dado que no se utilizan insumos materiales tales como papel o tinta, y una de sus principales características es que no genera erogación alguna para el Estado nacional. Es fruto del compromiso y el esfuerzo de todos los profesionales, técnicos y capital humano que trabajan de manera conjunta, para brindar un mejor resultado para la ciudadanía.

 

Mercado Libre

En tanto, el Convenio con Mercado Libre permitió introducir ítems exclusivos para el territorio argentino, en sus Políticas de Publicación.

En los artículos y productos ofrecidos en la categoría de “agroquímicos, fertilizantes y de la tierra” se incorporaron dos campos obligatorios a completar por los vendedores al momento de confeccionar una publicación: «Número de registro o inscripción del producto ante el Senasa» y «Número de habilitación del establecimiento/empresa en el Senasa», lo que permite a los compradores saber sobre aquellos productos debidamente inscriptos y los que no lo están.

Además, Mercado Libre actualizó su listado de Productos Prohibidos, que se encuentran en sus “Términos y Condiciones de Uso del Sitio”, e incorporó aquellos que se encuentran bajo regulación del Senasa y trabaja de manera articulada con los equipos del Organismo estatal, «para acompañar y facilitar nuestra tarea de fiscalización, y brindar mayor y mejor información a sus usuarios», dijo Leicht.

La cooperación de Mercado Libre incluyó además, una comunicación interna efectuada a 130.000 vendedores del sitio que ofrecían productos como “orgánicos” (aquellos de la órbita del Senasa) informando que el marco normativo que regula la producción orgánica, ecológica y biológica en la Argentina, es de exclusiva competencia del organismo sanitario y donde se redireccionaba al sitio web oficial del Senasa para generar conciencia e informar a los usuarios, sobre los requisitos obligatorios para la obtención de esa certificación.

Asimismo el Senasa adhirió sus derechos de Propiedad Intelectual por el uso indebido del nombre o marca dentro del sitio.

Resultados

A más de un año del inicio del Convenio, las estadísticas muestran la detección de 12.540 publicaciones en infracción y dadas de baja. De ese total de productos, 10.965 reportes corresponden a artículos y/o productos veterinarios, farmacológicos, y animales cuya comercialización está prohibida; 867 reportes corresponden a artículos como: alimentos para animales, productos orgánicos, ecológicos y biológicos y 708 reportes, corresponden a artículos como agroquímicos, fertilizantes y plantas, entre otros.

En tanto tomando en cuenta los distritos del país donde están registrados los vendedores de los productos reportados en infracción: 722 corresponden a la provincia de Buenos Aires; 555 a CABA; 48 a Santa Fe y Córdoba; 17 a Mendoza; 9 a Río Negro; 7 a Entre Ríos; 6 a Misiones; 5 a Tucumán y Jujuy; 4 a Corrientes; 3 a Catamarca, Chubut y Neuquén; 2 a Salta y Santiago del Estero y 1 a Chaco, Formosa, La Pampa, San Juan, San Luis y Tierra del Fuego, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + 8 =