Día clave para el trigo transgénico en Brasil

La Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio), el órgano del gobierno brasileño responsable de regular los productos genéticamente modificados, llevará adelante este jueves 22, una audiencia pública clave para permitir o rechazar la comercialización en el principal socio del Mercosur de la variedad de trigo transgénico HB4.

La audiencia se produce dos semanas después de que el gobierno argentino aprobó de manera condicional el evento resistente a la sequía, de la empresa Bioceres, que ya cosechó las alertas de la cadena triguera argentina y generó rechazo en dos de las principales cámaras empresarias de Brasil.

Es que, como informó Agrodeltuyo recientemente, la Asociación Brasileña de Trigo (Abitrigo) y los industriales panaderos de ese país se pronunciaron en contra del trigo transgénico (HB4), adelantaron que rechazarán la comercialización de ese producto en territorio brasileño y que están dispuestos a suspender sus compras del cereal argentino en caso de ser necesario.

La decisión de Abitrigo, la cámara que nuclea a los representantes de la industria molinera de harina y derivados de trigo brasileños, llegó mediante una carta firmada por su presidente Rubens Barbosa, en la que se expuso la negativa a la liberación en su mercado de la comercialización del cereal y de la harina de trigo genéticamente modificada.

Tas remarcar su rechazo al evento de la empresa Bioceres, Abitrigo enfatizó que ratificará su postura contraria a la aprobación del trigo transgénico argentino y pedirá al gobierno de Brasil que no autoricen la comercialización de ese producto en territorio brasileño.

También se pronunció en contra del trigo HB4 la Asociación Brasileña de las Industrias de las Galletas, las Pastas Alimenticias y los Panes y las Tortas Industrializadas (Abimapi).

La Abimapi informó en un comunicado que sus asociados se reunieron el pasado miércoles para analizar los posibles impactos de la liberación comercial del trigo transgénico en Brasil y que decidieron de ‘forma consensual’ vetar tal posibilidad.

«Entre los principales puntos argumentados está la preocupación del sector con la aceptación del consumidor en relación a productos elaborados con cultivos transgénicos», aseguró Abimapi, que dijo apoyar las innovaciones desde que estén «científicamente fundamentadas».

Los empresarios de la industria panadera alertaron que la legislación brasileña obliga a que los productos con ingredientes transgénicos tengan esa información en sus rótulos, lo que facilita al consumidor el rechazo de los que incluyen tal advertencia.

En el mismo sentido se había pronunciado la Abitrigo, que dijo haber encomendado un sondeo entre los consumidores en que quedó claro el rechazo de los mismos a los organismos genéticamente modificados.

En tanto, Abitrigo aseguró que el 85 % de sus asociados se dijo contrario a la utilización del trigo transgénico y un 90 % advirtió que pueden interrumpir sus importaciones de trigo argentino en caso de que ese país comience a comercializar la variedad transgénica.

La tecnología desarrollada por Argentina permite, según sus productores, ‘obtener semillas más tolerantes a la sequía, minimizando las pérdidas de producción’, así como mejorar ‘la capacidad de adaptación de las plantas a situaciones de estrés hídrico’.

Argentina es el principal abastecedor de trigo de Brasil (con el 60 % de las importaciones). El gobierno de Alberto Fernández autorizó el trigo transgénico bajo la condición de que Brasil aceptara su comercialización.

La cadena triguera argentina, en tanto, alertó sobre el «riesgo económico extraordinario» que implicaba la autorización dado que en los últimos años se diversificaron los mercados receptores del cereal argentinos, y muchos de esos países cuentan con prohibiciones sobre los cultivos transgénicos que son para alimentación humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − once =