Sin aval de Coninagro, tres entidades rurales convocan a paro de tres días desde el lunes 11

Confederaciones Rurales (CRA), Federación Agraria Argentina (FAA) y la Sociedad Rural Argentina (SRA) decidieron convocar a un cese de comercialización de granos entre el lunes 11 y el miércoles 13 de enero.

La medida de fuerza, que no cuenta con el aval de Coninagro, el cuarto integrante de la denominada mesa de enlace, se realizará a modo de protesta por el cierre temporal hasta el 1 de marzo próximo del registro de exportaciones de maíz de la campaña 2019-2020, dispuesta por el Gobierno.

Así, las tres entidades que llevarán a cabo la protesta insistieron «en la necesidad de revisar esta medida absolutamente negativa para los intereses de todos los argentinos, en un marco del diálogo con las autoridades que puedan resolver los destinos del futuro del campo y del país», en el marco de una reunión celebrada esta tarde a través de la plataforma Zoom.

El comunicado que convoca al cese comercial:

Como ha venido sucediendo desde su creación, en la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias hemos procurado trabajar siempre sobre las coincidencias que existen quienes la conformamos.

Hoy esas coincidencias indican que las cuatro entidades que integran esta Comisión rechazamos el cierre del registro de exportación de maíz por tratarse de una medida absolutamente perjudicial para el campo y para la Argentina en su conjunto, como hemos venido sosteniendo desde su anuncio.

Y así como hemos trabajado sobre los consensos, también hemos sido respetuosos de la autonomía que tiene cada una de las entidades al interior de sus órganos de Gobierno, y de las divergencias que puedan surgir de esa autonomía en cuanto a la forma de manifestar el malestar compartido.

En este caso puntual, CRA, FAA y la SRA anuncian un cese de comercialización de todos los granos desde las 00h del lunes 11 de enero hasta las 24h del miércoles 13 de enero del corriente, sin la adhesión de Coninagro.

En este sentido, insistimos en la necesidad de revisar esta medida absolutamente negativa para los intereses de todos los argentinos, en un marco del diálogo con las autoridades que puedan resolver los destinos del futuro del campo y del país.

La explicación de Coninagro

El presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, explicó  que esa entidad no adhiere al cese de comercialización decidido por el resto de los integrantes de la mesa de enlace aunque comparte sus reclamos, y espera mantener un diálogo con el Gobierno.
«No es momento de parar, pero sí de reclamar. No adherir al cese de comercialización es una medida a favor del país, no a favor del Gobierno», aclaró el dirigente mendocino.
Respecto de la suspensión de exportaciones de maíz, dijo que «en Coninagro consideramos que hay que agotar hasta la última instancia de diálogo».
«Expresamos nuestro desencanto con medidas impositivas, financieras e intervencionistas aplicadas incisivamente por el Gobierno, puesto que ello genera un profundo descontento e incertidumbre en el sector agroindustrial», manifestó en un comunicado.
Pero dijo no creer que un «problema grave se solucione con otro conflicto, por eso Coninagro no adhiere al paro y apela al diálogo».
«En esa tesitura, solicitamos al señor presidente de la Nación, Alberto Fernández, y su equipo económico, nos conceda con prontitud una audiencia para que podamos escucharnos».
Y así «diagramar acuerdos con el objeto de alcanzar una política productiva de crecimiento y un rumbo que fomente la generación de divisas, creación de empleo y fuentes de trabajo y dinamice la competitividad del sector».
Iannizzotto expresó que las bases y productores cooperativistas enrolados en Coninagro, que representan a más de 800 cooperativas productivas, comerciales e industriales y a más de 120 mil productores rurales, «rechazan enfáticamente la política intervencionista y de regulación de mercados que se expande y es aplicada por el Gobierno en sus estamentos».
Además, solicitó «inmediatamente el levantamiento de la medida que impide la comercialización por el cese de exportación de maíz, puesto que desvirtúa el sentido y el fundamento de la política productiva de desarrollo que necesita el país para, entre otros ejes, trabajar con afán de garantizar una alimentación saludable y sustentable».
Agregó que en el ámbito de la Comisión de Enlace se tomó la decisión de no adherir al paro de 72 horas «sopesando cuestiones propias de cada producción de las diversas economías regionales del territorio y características de cómo opera el sistema cooperativo».
«Consideramos que el delicado escenario social no tolera un paro, creemos que tampoco soporta medidas que desalientan la producción de los que invierten todos los días como son los productores», indicó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 2 =