La participación de la harina de soja argentina en el comercio internacional caería a su menor nivel en 20 años

Guido D’Angelo – Emilce Terré - BCR
Según las proyecciones actuales, se espera que la participación de harina de soja argentina en el comercio internacional caiga en la campaña 2020/21 por debajo del 40%, un mínimo en dos décadas. Brasil se mantendría en torno al 25% y EEUU escalaría al 20%.

El complejo exportador líder de la economía argentina, que gravita en torno a las ventas al exterior de poroto de soja y los productos derivados de su procesamiento, ha tenido serias dificultades en la campaña actual por la combinación de la menor demanda de energía a causa de la pandemia, los márgenes de procesamiento negativos que prevalecieron gran parte de la campaña, y los conflictos gremiales que trabaron el comercio entre diciembre y mediados de enero. Si bien para la nueva campaña se espera una leve recuperación del volumen de crushing de soja, éste no sería suficiente para impulsar la participación del complejo sojero argentino en el comercio internacional que caería por segundo año consecutivo, a un nivel del 16%.

De 1990 hasta acá, la única vez que la participación del complejo sojero argentino en las exportaciones mundiales estuvo por debajo de esta marca fue en la campaña 2017/18, cuando una brutal sequía diezmó la producción nacional de soja que alcanzó apenas los 35 millones de toneladas. Este 16% es, además, la mitad del récord de 32% que supo conseguir nuestro país en la campaña 2007/08, cuando Argentina consiguió erigirse como principal abastecedor de poroto de soja y productos derivados al mundo.

Hasta la actual campaña 2019/20, el ganador indiscutido de la plaza global fue Brasil, cuya participación en el comercio escaló a un récord del 45%. Estados Unidos, en tanto, ha perdido participación relativa en las últimas décadas pese a que el USDA espera que en la nueva campaña comercial 2020/21, acuerdo con China mediante, el market share del complejo sojero norteamericano suba 5 puntos porcentuales, a expensas de la caída en el ratio de Argentina de 2 p.p. y de Brasil por 3 p.p.

La caída de la participación argentina en el comercio internacional de poroto, harina y aceite de soja se sustenta por la baja en los dos primeros, ya que el aceite es el único de los tres productos para el cual se proyecta un crecimiento de los embarques nacionales en la próxima campaña. En lo que sigue, se analizaran de forma individual cada uno de ellos.

El caso paradigmático de la harina de soja, producto líder de las exportaciones argentinas: la participación de nuestro país en el comercio internacional cae a un mínimo en 20 años

Si bien Argentina continúa siendo el principal abastecedor de harina de soja al mundo, con exportaciones estimadas para la nueva campaña en torno a los 26,5 millones de toneladas (muy por encima tanto de las 16,8 Mt que aportaría Brasil como de las 13 Mt estadounidenses), la participación relativa de nuestro país en el total mundial caería por debajo del 40% por primera vez desde la campaña 2000/01, hace exactamente 20 años atrás.

Respecto al máximo histórico anotado en la campaña 2016/17, el market share de la harina de soja argentina en el comercio mundial ha perdido casi 10 puntos porcentuales, una caída muy pronunciada que ha sido aprovechada tanto por Brasil como por EEUU que vieron escalar su participación en los despachos globales en el ínterin.

Estados Unidos recupera parte del mercado cedido a Brasil en exportaciones de poroto de soja

Acuerdo con China mediante, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos espera que Norteamérica embarque en la nueva campaña 2020/21 poroto de soja por más de 60 millones de toneladas, un récord histórico que representa una participación en las exportaciones mundiales del 36%, el ratio más alto de los últimos 3 años.

Brasil, en tanto, pese a que vería contraer sus exportaciones de poroto a 85 Mt en el año comercial 2020/21, 7 millones menos que la campaña anterior, aún sería el responsable de abastecer el 50% del mercado mundial de soja, levemente por debajo del 56% que consiguió en la campaña 2019/20.

Con una previsión de embarques de poroto de soja por 6,5 millones de toneladas, en tanto, la participación argentina en el total mundial caería al 4% en el nuevo ciclo. Desde 1997 hasta acá, sólo un año el market share argentino estuvo por debajo de esa marca, la campaña de la sequía 2017/18

Aceite de soja, el único segmento en el que crece la participación argentina en el comercio internacional

Con el abastecimiento del 47% del consumo mundial, Argentina recupera participación en el comercio respecto al 45% que representó en la actual campaña 2019/20, aunque muy lejos aún del récord de 57% que logró acuñar en las campañas 2005/06 y 2006/07. Condicionada por la menor demanda interna por parte de la industria de biodiesel, el mayor saldo exportable de aceite permite consolidar un crecimiento de sus embarques incluso a pesar de la caída en despachos tanto de poroto como de harina de soja.

Las exportaciones proyectadas por encima de los 5,5 millones de toneladas de aceite de soja argentino se ubican de todos modos muy por encima tanto de los 1,15 Mt que embarcaría Brasil y de las 1,25 Mt de EE.UU. (en ambos casos, un 10% del total mundial).

A nivel global, el comercio internacional de aceite de soja superaría la marca de los 12 millones de toneladas por primera vez en la historia, lo cual representa un crecimiento del 14% respecto al promedio embarcado en la última década.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + dieciseis =