Lluvias dispares y regreso del calor en los próximos días mantienen la preocupación por cultivos

La falta de las lluvias y las altas temperaturas, que se mantendrían en los próximos días en la mayor parte del área agrícola argentina, continuarían afectando el desarrollo de los cultivos e impactando en los rindes, advirtieron desde el sector.

Esta situación, que provocó el desmejoramiento del estado de la soja y el maíz en los últimos días, de continuar podría afectar el desarrollo e impactar en los rindes, advirtió la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Según el Informe Climático Semanal, «se completará el paso del frente que hizo su entrada en la etapa anterior, provocando lluvias abundantes sobre el norte del área agrícola, y valores moderados a escasos sobre el resto de su extensión».

En ese sentido, desde la Bolsa de Comercio de Rosario pronosticaron que «se espera que siga habiendo continuidad de los desarrollos desde Córdoba hacia el norte del país en los próximos días».

«Los modelos muestran alguna probabilidad de lluvias para la región central, aunque muy limitados para el sur de Córdoba y sur de Santa Fe», amplió la BCR, que destacó que pese a ser volátiles «lo bueno es que vuelven a activarse señales de lluvias en un momento donde cada milímetro es esencial para los cultivos».

De acuerdo con el trabajo de la Bolsa de Cereales, «junto con el frente avanzarán los vientos del sur, provocando un descenso térmico sobre el sur y el centro del área agrícola, pero sin alcanzar su extremo norte».

El paso de un frente de tormenta con muy escasa actividad provocará un descenso térmico sobre el oeste y el sur del área agrícola, con riesgo de heladas en las zonas serranas, pero sin alcanzar al norte de su extensión.

A continuación soplarán los vientos del trópico, provocando temperaturas máximas muy elevadas en el centro del área agrícola, mientras las zonas serranas del oeste y el litoral atlántico observarán registros menos intensos.

«Retornarán los vientos del trópico, produciendo un lapso caluroso en la mayor parte del área agrícola, a excepción de las zonas serranas del Oeste», completó el informe de la BCR.

«Dichas condiciones no sólo aceleran las mermas en los rendimientos, sino que también comprometen el área cosechable de soja de segunda para la presente campaña», alertó la entidad bursátil.

Si bien el BCBA mantuvo la proyección de producción en 46 millones de toneladas de soja, deslizó que no descarta la posibilidad de nuevos ajustes a la baja si no se producen lluvias en las próximas semanas.

En ese sentido, el corredor de granos Esteban Moscariello manifestó en su cuenta de Twitter que «se espera un nuevo recorte productivo para la Argentina, y si no llueve en los próximos días no se descartan más recortes».

A la fecha el 40,8% de la superficie de soja de primera inicia su llenado de grano, mientras que 14,9% de los planteos de segunda se encuentra en plena formación de vainas.

Por el lado del maíz, la cosecha avanzó 1,1 puntos porcentuales durante la semana y se ubicó en 1,9% del área recolectable; así, se trillaron 110.000 hectáreas de las 6,3 millones de hectáreas implantadas con el cereal.

Gran parte de los avances se correspondieron con planteos recolectados en las zonas centro-norte de Santa Fe, centro-este de Entre Ríos y los núcleos sur y norte.

La entidad mantuvo la estimación de producción del cereal en 46 millones de toneladas, aunque advirtió que si persisten la falta de lluvias y las altas temperaturas en el este del área agrícola podría afectar el rinde potencial del maíz tardío.

Por último, la cosecha de girasol ya cubrió el 26,3% del área cosechable con un rendimiento promedio a nivel nacional de 20,9 quintales por hectárea, y con una producción proyectada en 2,7 millones de toneladas.

En este caso, a pesar del agudo déficit hídrico que soportó el cultivo, en particular en el NEA. el girasol salió «airoso».

Alberto Bressan, productor de Malabrigo, Santa Fe, explicó que «por la falta de humedad no logramos tener una correcta implantación y la extrema sequía provocó un faltante de plantas; pero el girasol es el que mejor se comporta en estas condiciones difíciles».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =