Durante febrero, los precios del campo a la góndola se multiplicaron por 3,4

Durante el mes de febrero, los precios de los productos agroalimentarios se dispararon, multiplicándose por 3,4 veces desde su origen en el campo hasta llegar a las góndolas de los comercios, según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) desarrollado por el sector de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Esto significa que el consumidor final pagó $3,4 por cada $1 que recibió el productor, evidenciando una marcada disparidad en los márgenes de ganancia a lo largo de la cadena productiva. En promedio, la participación del productor en el precio final de venta fue del 28%.

Entre los productos analizados, los productores de pollo obtuvieron la mayor participación en el precio final (61,5%), mientras que los productores de limón recibieron la menor (10,1%).

El índice que abarca frutas y hortalizas (IPOD frutihortícola) aumentó en 4,9 veces, aunque mostró una disminución del 14,3% con respecto al mes anterior. Por otro lado, el índice ganadero (IPOD ganadero) registró un aumento de 2,9 veces, con una reducción del 10,3% respecto al mes anterior.

Según la CAME, la caída del poder adquisitivo y la falta de convalidación de precios por parte del consumidor impactaron en las ventas del rubro Alimentos y Bebidas, las cuales disminuyeron un 33,3% interanual en febrero. Esta situación se atribuye a una retracción en la demanda.

Además, durante el primer bimestre del año, todos los eslabones de las distintas cadenas de valor han visto afectada su rentabilidad debido a los fuertes incrementos de costos, incluyendo la devaluación, el aumento del transporte y la logística, entre otros factores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + ocho =