Las lluvias impidieron finalizar la cosecha de soja

Las lluvias registradas en los últimos días demoraron las labores de siembra de los cereales y el fin de la cosecha de soja, que quedó a solo 150.000 hectáreas de concluir, informó hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

De esta manera, la trilla de la oleaginosa alcanzó a cubrir 99,1% de las 16,66 millones de hectáreas cosechables y restan levantar lotes ubicados en Chaco y en zonas de Buenos Aires.

«Los buenos avances en la cosecha registrados la semana previa, contrastan con la actual realidad que marca una demora en las labores; nuevas precipitaciones registradas durante los últimos días, demoran la culminación de la campaña 2018/19», indicó la entidad.

Por tal motivo, el progreso intersemanal fue solo de 0,6 puntos porcentuales.

La producción parcial acumulada hasta la fecha fue de 55,6 millones de toneladas (según la previsión de la BCBA restan trillas 400.000 toneladas), con un rendimiento promedio a nivel nacional de 33,7 quintales por hectárea (qq/ha).

Respecto a la siembra de trigo, la entidad bursátil indicó que las precipitaciones ocurridas durante el fin de semana y que se prolongaron hasta las primeras horas del martes sobre el centro del área agrícola generaron «importantes demoras» en la siembra de trigo.

Las zonas más afectadas por la caída de agua fueron las regiones centro-norte de Santa Fe, los núcleos Norte y Sur y centro de Entre Ríos, donde «entre el 17% y el 29% de la superficie se encuentra en condiciones de excesos hídricos» y «de ocurrir nuevas precipitaciones en los próximos días, podrían ver afectada su condición».

Sin embargo, el avance intersemanal de las labores fue de 13,5 puntos porcentuales y se ubicó en 49,7% de las 6,4 millones de hectáreas proyectadas para el cultivo.

La región del noreste argentino fue, nuevamente, la zona que presentó los atrasos más importantes a nivel nacional.

Según la Bolsa porteña, el retraso de los trabajos de implantación se ubicaron en 15 puntos porcentuales respecto a la campaña anterior.

La siembra de cebada también vio sus trabajos demorados por las lluvias, aunque se registraron buenos avances en Córdoba y Santa Fe.

La entidad ubicó el progreso de los trabajos en el 18,8% de las un millón de hectáreas destinadas para el cultivo.

Por último, la cosecha de maíz ya cubrió 44,2% de las seis millones de hectáreas aptas, con un rendimiento promedio de 92,7 qq/ha y una estimación de producción de 48 millones de toneladas.

Los avances se dieron sobre los lotes tempranos del norte del país y los tardíos del centro, los cuales brindaron excelentes rindes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 11 =