Los granos cerraron la semana con subas en Rosario

La cotización de la soja, el maíz y el trigo subieron en el recinto de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en una jornada con un alto nivel de actividad, informó la entidad bursátil local.

El cereal volvió a concentrar la mayor parte de las negociaciones, en especial los contratos de la nueva cosecha.

En el segmentó disponible, se produjo una suba de $100 hasta los $6.300 la tonelada con entrega hasta el 20 de julio.

En cuanto al segmento forward, el precio para la posición agosto fue de US$ 152 la tonelada; septiembre, US$ 153; octubre, US$ 154; noviembre, US$ 155; y diciembre, US$ 157.

Con respecto al maíz de la campaña próxima, segmento que concentró la mayoría de las operaciones, el precio ofrecido fue de US$ 160 con descarga en febrero y marzo, y para junio y julio el valor ofrecido fue de US$ 150.

Por la soja condición fábrica con entrega contractual se ofrecieron $100 más que ayer y se ubicó en $9.500 la tonelada.

En cuanto al trigo con entrega hasta el 14 de julio, la exportación ofreció US$ 12 más hasta los US$ 207 la tonelada.

Para las posiciones de noviembre y diciembre el precio ofrecido fue de US$ 165.  Por último, el girasol se vendió a US$ 215 la tonelada.

El clima caluroso en EEUU impulsó el valor de los granos en Chicago
Los granos volvieron a subir en el mercado de Chicago impulsados por pronósticos de intenso calor en zonas productoras de Estados Unidos que podrían afectar a los cultivos.

El contrato de julio de la oleaginosa subió 1,18% (US$ 3,9) hasta los US$ 333,2 la tonelada, a la vez que el agosto lo hizo por 1,57% (US$ 5,2) para concluir la jornada a US$ 335,6 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron en el recorte de estimación de producción de la soja norteamericana por parte del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) y las altas temperaturas que afectan al cultivo en las zonas productoras de ese país.

Ayer, el USDA recortó el guarismo de cosecha del poroto en más de ocho millones de toneladas con respecto a las mediciones realizadas en junio y la ubicó en 104,6 millones.

Respecto a las cuestiones climáticas, el mercado se mostró «preocupado» durante la sesión por las altas temperaturas en zonas productoras del país norteamericano que pueden afectar al cultivo.

Sus subproductos acompañaron la suba, con un alza de 0,55% (US$ 1,9) hasta los US$ 345,3 la tonelada en el caso de la harina, mientras que el aceite ganó 0,14% (US$ 0,9) y se ubicó en US$ 619,7 la tonelada.

Por su parte, el maíz ascendió 0,39% (US$ 0,7) y se ubicó en US$ 177 la tonelada, debido a pronósticos de intenso calor en el cinturón maicero estadounidense.

«Las interrupciones en la siembra dejaron a algunos cultivos de maíz con sistemas de raíces poco profundas, que hacen que el cultivo sea más vulnerable a los daños causados ​​por el clima desfavorable», explicaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Las mayores ganancias se registraron en los contratos a partir de septiembre, con alzas en torno a los US$ 4.

Por último, el trigo cerró sin cambios en su posición más cercana a US$ 197 la tonelada, aunque a partir del contrato de septiembre, el cereal tuvo cierres al alza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =