Buenos Aires anuncia asistencia para pymes y comercios afectados por la pandemia

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció este lunes un programa de asistencia tributaria de emergencia instrumentado por la Agencia de Recaudación provincial (Arba), con 6 propuestas específicas para distintos contribuyentes, y un plan de preservación de las fuentes de empleo que desarrollará el Ministerio de Trabajo provincial.

El plan también contempla la creación de un fondo municipal para la reactivación de la cultura y el turismo, y un programa de asistencia financiera del Banco Provincia con tres líneas crediticias.

El paquete de medidas lanzado por la provincia de Buenos Aires tiene un costo fiscal de $ 1500 millones, explicó director ejecutivo de Arba, Cristian Girard, quien consideró que estos incentivos representan «un alivio para todas las pymes de la provincia».

«Se trata de una serie de cambios que van a hacer más eficiente nuestro sistema de recaudación. La pandemia acelera tiempos, pero venimos trabajando en esa dirección desde el primer día que asumimos, en pos de lograr un sistema tributario más justo», dijo el funcionario durante un contacto por teleconferencia con la prensa tras el anuncio.

Entre las medidas lanzadas por el organismo, se destacan la disminución de alícuotas de deducciones al mínimo, lo que beneficiará a pymes con ingresos declarados de hasta 1 millón de pesos en 2019, y empresas con caída de ventas y aumento de la relación deducciones/impuesto determinado.

También, un beneficio financiero a los agentes de recaudación ya que se modifica el plazo de ingreso de las percepciones a Arba (de 15 a 30 días) y se lanza un plan de pagos para agentes con deudas por omisión.

A la vez, habrá una compensación del saldo a favor (SAF) del impuesto a los Ingresos Brutos con deudas acumuladas de otros impuestos, y se elevará a $300.000 del monto para devoluciones automáticas del SAF.

Arba también lanzó un programa de pagos para deudas tributarias contraídas durante la pandemia, con planes de hasta 18 cuotas y extendió los planes generales de pago para deudas generadas hasta el 31 de mayo.

El organismo recaudador dispuso una bonificación del 15% en el impuesto a los Ingresos Brutos (y hasta 50% para PYMEs) hasta fin de año, lo que beneficiará a contribuyentes que entre marzo y mayo de 2020 hayan declarado ingresos hasta un 5% mayores que en 2019.

Será para actividades que vieron afectada su actividad por la pandemia de coronavirus, tanto para aquellas que no pudieron funcionar como las que registraron una fuerte caída de ingresos.

El ministro de Hacienda y Finanzas provincial, Pablo López, destacó que «estas medidas representan un enorme esfuerzo para el Estado provincial y permiten sostener a los sectores que conforman el corazón productivo de la Argentina, que generan empleo, dinamizan la economía, y que hoy sufren las consecuencias de la crisis causada por la pandemia».

«Así como atendimos la demanda de infraestructura y salud, y apoyamos a los 135 municipios con $13.000 millones, sumamos estas medidas para que, cuando esto pase, las empresas tengan más herramientas para ponerse de pie», precisó el ministro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 6 =