Las lluvias cambiaron el clima pero no resolvieron la situación de los cultivo

La Bolsa de Comercio de Rosario reportó que la mitad de la región “sigue con reservas escasas y la sequía aún afecta al 50% de la zona núcleo agrícola”. Eso pese a las últimas lluvias y tras la ola de calor de más de 40 grados en todo el país.

“Desde el punto de vista climático la respuesta es clara: sí, la situación se resolvió con el cambio atmosférico de la segunda quincena de enero”, indicó la entidad santafesina. Pero agregó que “desde el punto de vista de los cultivos, no”.

“La demanda de la soja de primera es mucho más importante: está en estado reproductivo”, ejemplificó la BCR. De hecho, señaló que el 42% de ese cultivo “ya se encuentra en plena fructificación que es cuando empieza el período crítico y la mayor demanda hídrica”.

Los acumulados de enero muestran que todas las zonas que recibieron menos de 100 milímetros (mm) “tienen problemas para afrontar lo que sigue si las próximas dos semanas de febrero no compensan la faltante de milímetros”.

Hay que tener en cuenta que la media de enero es de 120 mm y muchas áreas terminaron la primera quincena con “los suelos vacíos”, lo que sumado a “los valores extremos de temperaturas” produjeron allí un deterioro en soja y maíz que muchos agrónomos califican como “inédito”.

En esta semana también “hay excesos sobre el noroeste de Buenos Aires”, que recibió lluvias excepcionales de casi 300 mm. Sin embargo, en General Pinto explicaron que a pesar de haber recibido 250 mm en tan pocos días, la falta de lluvia “era tan importante en los perfiles de los suelos que los excesos de agua se fueron muy rápido y no hubo pérdidas por anegamientos en los lotes”. Así, la cantidad de milímetros que falta en el área del centro y norte de GEA, zona que sigue arrastrando los efectos de la sequía, van de 100 a 140.

Febrero empezaría sin lluvias
La BCR indicó que “está volviendo a suceder algo que pasaba en el comienzo de enero”. Las lluvias “que estaban siendo previstas en los modelos para el próximo lunes o martes (3 y 4 de febrero) para Santa Fe y Córdoba volvieron a desaparecer de las posibilidades”.

Por lo pronto, “no se prevén lluvias en la próxima semana por el ingreso de una masa de aire frío y seco que proporcionará condiciones de estabilidad”.

“Recién el próximo miércoles podría observarse un aumento de la nubosidad y la aparición de condiciones de tiempo inestable”, señalaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × tres =