Las lluvias impulsan la producción de soja: ¿alcanza para una supercosecha?

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) corrigió al alza sus estimaciones sobre la producción de soja en Argentina, proyectando que alcanzaría las 50 millones de toneladas. Esta revisión se debe a las últimas lluvias que mejoraron la condición de la oleaginosa en el país.

Este nuevo pronóstico representa un aumento de 500.000 toneladas en comparación con las estimaciones anteriores. Aunque el precio de la soja experimentó una disminución en las últimas semanas, la confirmación de una buena cosecha es crucial para el plan económico del país, que depende en gran medida de los ingresos por exportación de este cultivo para fortalecer sus reservas entre abril y junio.

Las precipitaciones, especialmente intensas después del 7 de febrero, beneficiaron a regiones clave como Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires y La Pampa, superando las medias mensuales de lluvia. Esto mejoró significativamente los rendimientos y las condiciones de llenado tanto de las sojas de primera como de las de segunda, aunque estas últimas experimentaron una recuperación más limitada debido al impacto previo de condiciones climáticas adversas.

A pesar de las mejoras, aún hay zonas que no han sido tan favorecidas por estas condiciones climáticas favorables, lo que limitó la posibilidad de alcanzar una supercosecha de 55 millones de toneladas como se había esperado inicialmente.

Sin embargo, la producción proyectada de 50 millones de toneladas representa un importante repunte en comparación con el ciclo anterior, que fue afectado por la sequía. Los rendimientos en diferentes regiones muestran variaciones significativas, con mejoras destacadas en Santa Fe y Córdoba.

En cuanto al maíz, se enfrenta a desafíos considerables debido a un inesperado brote de spiroplasma, una enfermedad transmitida por la chicharrita que normalmente se asocia con el norte del país, pero que se ha extendido a zonas como Córdoba y Santa Fe. A pesar de estos desafíos, las estimaciones de producción de maíz se mantienen en 57 millones de toneladas, aunque la situación podría llevar a nuevos ajustes en las proyecciones, según advierte la BCR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =