El Mercosur y la UE seguirán evaluando progresos en las negociaciones

Los ministros de Exteriores de los países del Mercosur y comisarios de la Unión Europea (UE) continuarán, en Bruselas, la reunión cuyo objeto es hacer un balance de los progresos en la negociación hacia un acuerdo de asociación entre ambos bloques.

El vicepresidente de la Comisión Europea para el Crecimiento Jyrki Katainen y los comisarios europeos de Comercio Cecilia Malmström y de agricultura, Phil Hogan, «recibieron a los ministros del Mercosur para una cena durante la cual hicieron balance del trabajo hecho por los equipos negociadores en los últimos días», indicaron fuentes comunitarias citadas por la agencia EFE.

«Estos intercambios tuvieron lugar de manera constructiva y continuarán el jueves, al mismo nivel y con la participación de expertos de ambas partes», añadieron.

A la cena del miércoles asistieron, por el Mercosur, el canciller argentino Jorge Faurie y sus colegas de Brasil Ernesto Araújo; de Paraguay Luis Alberto Castiglioni y de Uruguay Rodolfo Nin Novoa.

Los jefes negociadores de ambas partes llevaban reunidos desde el pasado viernes en Bruselas para tratar de avanzar lo suficiente en los asuntos pendientes del acuerdo, como para convocar una cita a nivel político.

Fuentes comunitarias habían indicado antes del encuentro a nivel político de hoy que la negociación está «en el punto en el que, aunque haya movimiento en algunos niveles, nada está acordado hasta que todo está acordado».

Actualmente, las principales difrerencias entre ambos bloques pasan por la cuestión agropecuaria y el impacto que tendrá la llegada de productos primarios y alimentos sudamericanos a la zona euro, sobre todo a países de la UE fuertes en esos sectores y que se encuentran en el litoral mediterráneo.

España ha promovido una carta para el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a la que se adhirieron otros seis líderes comunitarios, en la que solicitaban culminar las negociaciones con el Mercosur ante «la amenaza del proteccionismo», agregó EFE.

En paralelo, Francia, Polonia, Irlanda y Bélgica han hecho lo propio aunque manifestando su preocupación por los efectos del tratado en su agricultura.

Las negociaciones para un amplio acuerdo de asociación -basado en la cooperación, el diálogo político y el libre comercio- entre la UE y el Mercosur se iniciaron en Buenos Aires en abril de 2000 y, desde entonces, se han celebrado más de una treintena de rondas de negociación.

Después de que a principios de junio el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijera que el acuerdo era «inminente», la Comisión Europea mostró cautela y advirtió de que aún quedaba pendiente «trabajo técnico» antes de que pueda cerrarse el tratado comercial entre la UE y el Mercosur tras dos décadas de negociaciones.

Por su parte, la comisaria Malmström ha considerado que hay una «buena probabilidad» de que se pueda concluir este acuerdo comercial antes de noviembre de este año, cuando acaba el mandato de la actual Comisión, que negocia en nombre de los Estados miembros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − tres =