Clima: Temperaturas y lluvias para el trimestre que empieza

El Servicio Meteorológico Nacional  (SMN) publicó su pronóstico climático para el trimestre agosto-octubre, en el que se evidencia una tendencia de temperaturas superiores a la media para la región este de la provincia de Buenos Aires y un régimen de precipitaciones por debajo de lo normal para esta época del año.

El trabajo señala que se observan regiones donde las previsiones numéricas experimentales de los principales modelos globales de simulación del clima y modelos estadísticos indican diferencias en cuanto a las probabilidades en el pronóstico estacional.

En condiciones neutras del Fenómeno ElNiño Oscilación del Sur (ENOS) y en zonas sinotrosforzantes, se espera que el comportamiento responda a la probabilidad del 33.3% en cada categoría (Climatología).

El pronóstico de consenso para agosto-septiembre-octubre 2020 indica, en resumen, lo siguiente:

 

 

Se prevé mayor probabilidad de ocurrencia de temperatura media:

Superior a la normal sobre el este de la Patagonia. Normal o Superior a la normal sobre el norte del país, este de Buenos Aires y sur de Patagonia.

EL SMN remarcó que el pronóstico indica las probabilidades previstas para cada categoría (SUPERIOR, NORMAL E INFERIOR), en cada región señalada y para el trimestre pronosticado.

  • El pronóstico NO indica valores de la variable pronosticada ni su variabilidad a lo largo del trimestre.
  • Si, por ejemplo, para una región determinada el pronóstico estacional prevé las mayores chances de
    precipitación en la categoría inferior, NO es indicativo que no puedan haber eventos de lluvia o inclusive que
    alguno de ellos puedan ser localmente intensos.
  • Se recomienda consultar tanto el pronóstico diario y la perspectiva semanal para informarse sobre los
    eventos meteorológicos de alto impacto que no pueden ser previstos en la escala estacional.

Las previsiones climáticas se refieren a condiciones medias durante el periodo analizado y no contemplan aquellas singularidades de los eventos de escala intra-estacional, como por ejemplo intensidad de sistemas frontales, olas de calor o de frío, bloqueos atmosféricos u otros condicionantes del “tiempo” que producen aumento o disminución de la precipitación y la temperatura, todos ellos de corta duración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 6 =