Las obras en las autovías 11 y 56 arrancarán en noviembre

Las obras para la transformación en autopistas de dos tramos de ruta claves para las temporadas de verano en la costa atlántica serán reactivadas en noviembre próximo, con un plazo de ejecución de entre seis y diez meses, con lo cual quedarán inauguradas en el 2021.

El proyecto, ejecutado parcialmente y paralizado desde septiembre de 2019, comprende la construcción de 95 kilómetros de ruta desde General Conesa hasta San Clemente y de otros 62 kilómetros entre General Conesa y Madariaga, lo que permitirá que ambos corredores que vinculan al Área Metropolitana de Buenos Aires con la costa atlántica, se transformen en autovías en todo su recorrido.

Se trata de obras incluidas en un acuerdo firmado entre el Gobierno y el de la provincia de Buenos Aires, a través del administrador general de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta, y el ministro de Infraestructura de la provincia de Buenos Aires, Agustín Simone, con una inversión de $ 4700 millones.

Así lo consignaron fuentes de Vialidad Nacional, quienes subrayaron que la transformación en autovías de las rutas provinciales 11 y 56 mejorará las condiciones de circulación y seguridad vial de los turistas que todos los años visitan las localidades de la costa atlántica, que en temporada alta llega a alcanzar hasta los 50.000 vehículos por día.

Tanto Arrieta como Simone evaluaron el avance de la agenda de obras viales con eje en el fortalecimiento de la producción, la conectividad y la seguridad en territorio bonaerense.

En el marco del encuentro, los funcionarios dialogaron también, acerca de la reactivación de la totalidad de la obra de la Autopista Presidente Perón (tercer anillo de circunvalación del AMBA), el avance de la licitación de la autovía de la ruta provincial 6 (cuarto anillo de circunvalación del AMBA) y la posibilidad de encarar las obras pendientes en las rutas provinciales 41 y 51, entre otros proyectos.

Asimismo, los representantes de Nación y Provincia suscribieron el acuerdo para la reactivación de la transformación en autovía de las rutas provinciales 11 y 56, correspondientes al denominado corredor atlántico.

«Hay una agenda que tiene que ver con la vida de los bonaerenses para el día después de la pandemia y queremos estar en carrera, empujando la obra pública, que es una de las formas más efectivas que conocemos para multiplicar el trabajo y el consumo», manifestó Gustavo Arrieta, titular de Vialidad Nacional.

Del encuentro también participaron el subadministrador de Vialidad Nacional, Alejandro Urdapilleta; el gerente general del organismo, Federico Stiz; el secretario de Obras Públicas de la provincia de Buenos Aires, Ernesto Selzer, y el administrador general de la Dirección de Vialidad Provincial, Raúl Constantino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + diecisiete =