La sequía demora la siembra del maíz y del girasol

La siembra de maíz y girasol registran demoras por la falta de lluvias y pronósticos de mal clima, mientras continúa la cosecha del trigo, con rendimientos afectados por las heladas y la sequía, consignó la Bolsa de Cereales en su Panorama Agrícola Semanal.

En los últimos días, la incorporación de cuadros tempranos de maíz con destino a grano comercial comenzó a desacelerarse, ya que la falta de humedad en las provincias de Córdoba y Santa Fe demoran los avances de las sembradoras.

A la fecha se logró sembrar 20,8% de las 6,3 millones de hectáreas estimadas para la campaña en curso, 200 mil menos que las sembradas el ciclo previo, con una demora interanual de 3,4 puntos porcentuales.

En tanto, las labores de siembra de girasol registraron un avance intersemanal de 1,5 puntos porcentuales, con las máquinas avanzando lentamente sobre sectores de Buenos Aires y La Pampa, indicó la entidad.

Al centro del área agrícola la incorporación de lotes también progresa a ritmo lento, en este caso debido a la falta de humedad superficial de los cuadros; y los pronósticos de bajas temperaturas podrían demorar aún más la incorporación de lotes.

A la fecha se cubrió 19,7% de las 1,4 millones de hectáreas proyectadas para la campaña 2020/21, con una demora interanual de 16,4 puntos porcentuales; y continúa la recolección de trigo en sectores del NOA y NEA, con rindes de entre 5 y 10 qq/ha.

En la franja central del área agrícola, los daños por las heladas varían tanto por la humedad disponible en los suelos de las regiones afectadas, como por el grado de desarrollo del cultivo, con mayores complicaciones en Córdoba y el Núcleo Norte.

Mientras tanto, al sur del área agrícola el cultivo mantiene una buena condición, sin mayores daños por las heladas.

Por último, para el cultivo de cebada mejoró la oferta hídrica en gran parte de las 900 mil hectáreas implantadas durante la presente campaña, señaló el trabajo.

Las zonas más beneficiadas comprenden amplios sectores de las provincias de Buenos Aires, La Pampa y el sur de Santa Fe; sin embargo, y con excepción del margen sur, la condición hídrica sobre Córdoba y el Núcleo Norte se ubica entre regular y sequía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 − 1 =