El Gobierno y la cadena agroindustrial se reúnen para impulsar las exportaciones

Funcionarios del equipo económico se reunirán este miércoles con representantes del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), que nuclea a 57 entidades del sector, para analizar y trabajar el proyecto presentado por esa agrupación que permita aumentar exportaciones y generar empleo.

La convocatoria a una nueva reunión la realizó el ministro de Economía, Martín Guzmán, al anunciar a comienzos de mes un conjunto de medidas en busca de aumentar el ingreso de divisas al país, junto a sus pares de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas,

En esa oportunidad, Guzmán convocó al CAA a «una reunión para profundizar el diálogo el 14 de octubre en pos de trabajar por una ley de desarrollo que apunte a a generar aumentos de la producción, mayor valor agregado y mayor diversificación».

Al respecto, el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) y vocero del CAA, José Martins, indicó a Télam que «la idea de la reunión es tratar la propuesta que hemos presentado. Por un lado, cómo vamos dando forma al proyecto de ley y los temas que pueden salir directo desde el Poder Ejecutivo».

Por su parte, el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras, adelantó que «nos vamos a juntar con el ministro de Economía y su equipo para analizar en conjunto medidas que nos ayuden a tener un mayor flujo de divisas, pero además sostener el empleo y hacerlo crecer».

El CAA, compuesto por 57 entidades del sector agroindustrial, diseñó el proyecto «Estrategia de Reactivación Agroindustrial, Exportadora, Sustentable y Federal», que propone alcanzar los u$s 100.000 millones anuales de exportación y generar 700.000 empleos adicionales.

Según la agrupación sectorial, el plan «tiene entre sus objetivos fundamentales la generación de empleo, tanto en las ciudades como en el interior, generando inclusión social y desarrollo».

Destacó que «esta reactivación se propone con un impacto fiscal neutro, sin solicitar al Gobierno ningún tipo de subsidio, llevándose a cabo de forma sustentable, cuidando el ambiente con prácticas y procesos que no impacten en el ecosistema y aumenten la producción».

Para eso marcan como necesario incentivar las inversiones y estabilidad fiscal para los próximos 10 años y que la iniciativa tenga fuerza de ley, entre otros puntos.

El proyecto ya fue presentado con anterioridad al presidente Alberto Fernández y a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, así como a otros funcionarios, gobernadores, legisladores de distintas fuerzas y empresarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 9 =