Trigo 21/22: solo se sembraría un 2,5% más que el año pasado en la región núcleo

Hay reservas hídricas adecuadas y precios atractivos, sin embargo sólo en el oeste de Córdoba se implantaría un 10% más. En el resto de la región, por ahora se mantendría el nivel de siembra de la campaña pasada.

Desde hace 9 años, el trigo marca una tendencia innegable: ha subido casi todos los años en área aunque con algunos traspiés. El año pasado fue la falta de agua la que impidió la siembra de muchas hectáreas que estaban en los planes. En la región esto se notó sobre todo en el oeste, en los departamentos cordobeses de Marcos Juárez y Unión y también en zonas del centro sur de Santa Fe.

Por trabajos de satélite, en la zona de Cañada de Gómez, se registró una caída del 14% del área sembrada. En total el año pasado el trigo cayó un 12% en el 2020. Llama la atención en este primer sondeo de intención triguera, que, a pesar de condiciones hídricas adecuadas y precios atractivos, por lo pronto solo el área cordobesa de la región núcleo plantea sumar un 10% al hectareaje del año pasado. El resto de las zonas de la región núcleo mantendrían el mismo nivel de trigo que la campaña pasada. Los factores que podrían limitar esta intención de siembra, según mencionan los ingenieros de la zona, son: humedad insuficiente en el perfil del suelo (sobre todo en el segundo metro del perfil), el fuerte incremento en el precio de los fertilizantes, reajustes de alquileres e incertidumbre por decisiones que pudiesen afectar los mercados.

 

¿Cuántos milímetros faltan para sembrar el trigo sin problemas? 

El noroeste bonaerense es una de las zonas con menores reservas en la región pampeana. Y aunque hay entusiasmo para sembrar trigo, este año hay una limitante ambiental importante. En el área explican que “en el mejor de los casos estamos en el 50% de la capacidad de campo. Faltarían al menos 60 mm para no depender de las lluvias en agosto que rara vez aparecen”. En el El Trébol señalan que “se requerirían 80 mm más”, en San Gregorio, “50 a 100 mm para llegar a capacidad de campo”. Sólo en Monte Maíz, Córdoba, afirman que los suelos están al 100% de su capacidad de campo. El área cordobesa parte de condiciones mucho mejores que hace un año atrás.

 

Se apuesta a rotación y al cuidado del suelo, pero este año no se aplicaría más tecnología que en 2020

“Se sigue apostando a la rotación con planteos de alta tecnología para trigo. Hay más planteos de trigo sobre rastrojo de maíz”, destacan los ingenieros de Monte Maíz. “Pese a la suba de los precios de los fertilizantes, cada vez hay mayor conciencia en la incorporación de fósforo, azufre y zinc en el sistema para mejorar la estructura del suelo”, agregan. Pero hay otra cosa que llama la atención en esta primera encuesta triguera. En la región, los ingenieros responden generalizadamente que “ir por planteos de mayor tecnología en cuanto a la fertilización, por el momento no se ve (en el productor)”. Se espera que se mantengan los mismos niveles de fertilización que la campaña previa, pero no habría un aumento en los niveles de fertilización, algo que sí sucedió en las últimas 3 campañas.

Cosecha de soja: el norte bonaerense sigue con los peores números de la región

La trilla está en el último tramo, solo quedan 160 mil has de soja de primera y 320 mil de la de segunda en pie. El norte bonaerense es la zona más atrasada de la región: lleva trillado un 80% de la de primera y un 60% de la de segunda. En Pergamino advierten que el año pasado, para esta fecha, ya se había completado la cosecha. También es la zona que recibió la mayor cantidad de agua en las lluvias de esta semana. Los últimos lotes recolectados siguen consolidando la brecha de rindes entre el norte bonaerense y el resto de la región. En soja de primera terminaría con una media ente 31 y 33 qq/ha, mientras que el centro sur y sur de Santa Fe finalizaría con 36 qq/ha y el este cordobés con 39 qq/ha. En la de segunda, el norte bonaerense cosechó entre 16 a 20 qq/ha. En el sur santafesino se destacan Cañada de Gómez y Carlos Pellegrini con promedios ente 38 a 39 qq/ha. En el sudeste cordobés, Monte Maíz se destacan promedios de 36 qq/ha.

Se registraron las primeras heladas del 2021 en la región pampeana

“Mayo será bisagra para el régimen térmico de la región pampeña. El inicio del mes de mayo marca el fin de un clima veraniego que se prolongó más de lo esperado”, dice el Dr. Aiello. “El ingreso de la masa de aire frío posterior a las precipitaciones marcó un cambio en la dinámica atmosférica en el cual predominan las condiciones de tiempo estable y un fuerte descenso de las temperaturas”. Y hoy se han registrado las primeras heladas del 2021 en la región pampeana. El área más afectada por el ingreso de frío fue el centro sur de bonaerense: en Coronel Suárez la mínima de jueves 6 de mayo alcanzó los 2,5°C bajo cero. En la región núcleo hubo heladas agronómicas y General Pinto marcó el valor más bajo con 0,6°C.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 20 =