La mesa de enlace discutió con gobernadores sobre la Ley de Semillas y mostró su preocupación por el tratamiento de la Ley Ómnibus

Autoridades de las entidades que componen la Mesa de Enlace mantuvieron esta tarde una reunión con los gobernadores de las provincias de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, ante quienes plantearon su rechazo a la adhesión al UPOV-91 sobre la protección de derechos intelectuales en semillas, la necesidad de discutir una reforma laboral y el tema retenciones.

En ese marco, según confirmó la agencia Télam los dirigentes ruralistas también manifestaron sus dudas respecto al tratamiento del tema retenciones en el marco de la Ley de Bases, luego de que el Gobierno anunciara el viernes pasado que retiraba el capítulo fiscal de la iniciativa enviada para su tratamiento en sesiones extraordinarias.

En un encuentro que se llevó a cabo en la sede porteña de la Federación Agraria (FAA), su presidente Carlos Achetoni, junto la titular de la Sociedad Rural (SRA), Nicolás Pino; de Confederaciones Rurales (CRA), Carlos Castagnani; y el vicepresidente de Coninagro, Marcelo Federici, recibieron al gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, al de Entre Ríos, Rogelio Frigerio; y a la vicegobernadora de Santa Fe, Gisela Scaglia.

«Creímos oportuno comenzar esta sesión con los distintos gobernadores, no en contra de nadie, sino en favor de todo aquel que se ponga que se ponga de nuestro lado para que la producción pueda ser un vehículo para salir de la situación de Argentina», dijo Achetoni en una conferencia de prensa tras la reunión que se extendió por espacio de algo más de una hora.

Las retenciones fueron uno de los principales temas que se discutieron, sobre todo porque, según plantearon los ruralistas, continúan las dudas en el sector respecto a la posibilidad de que finalmente sea abordado por la Cámara de Diputados.

«Entendemos que el capítulo se ha retirado y que las retenciones quedan como estaban antes. Creo que van a mantenerse ahí, pero hay dudas porque hay versiones donde se dice que todavía el capítulo está dentro del dictamen, por lo cual estamos con incertidumbre», dijo Achetoni al respecto.

Pino, por su parte, señaló que «es muy bueno tener a tres representantes de las provincias más productivas y escuchar de ellos que están en contra de las retenciones».

«La situación amerita ciertos ajustes que nos han comentado desde el Gobierno que impiden tomar ciertas medidas, pero lo que sí sería bueno es que si necesitan que el campo una vez más apoye a la Argentina, nos den señales claras. Si es temporal (una suba de retenciones) tiene que tener un principio y un final. Empecemos a hablar de eso también», completó Pino.

Otro de los puntos que se tocaron durante la reunión es la adhesión propuesta por el Gobierno nacional al convenio internacional UPOV-91, que trata sobre la protección de los derechos intelectuales en semillas, cuestión que es rechazada por el campo.

«Hay que pagar la tecnología, pero también creemos que tenemos que dar el debate necesario, que se dé cuando comiencen las sesiones ordinarias y que podamos llegar a una reforma de la Ley de Semillas, pero vemos como un serio peligro al UPOV-91 porque dejaría a la disponibilidad del gobierno, que nos ha hecho saber de que todos se expresen, pero que esta imponiendo que se acepte la adhesión primero y después generar las condiciones de la reglamentación», dijo Achentoni.

Para el dirigente agrario, «si se aprueba el UPOV-91 disminuye la posibilidad de que haya una reforma de la Ley de Semillas, porque todo lo que se tendría que discutir en esa ley, se estaría imposibilitando de desarrollar».

Con información de Télam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 − 1 =