A pesar de la inflación, el consumo de carne en Argentina se mantiene en 113 kilos por persona

Un informe del mercado ganadero de Rosario, Rosgan, reveló que el consumo total de carne en Argentina se mantuvo en 113 kilos por persona en 2023, a pesar del fuerte deterioro real de los salarios y los aumentos sostenidos en los precios.

«Es curioso que frente a una fuerte pérdida real de los ingresos, el consumo de carnes no solo no cayó, sino que aumentó ligeramente», señaló Rosgan.

El aumento general se explica casi íntegramente por un aumento en el consumo de carne vacuna, mientras que el consumo de pollo y cerdo se mantuvo estable.

«El conocido efecto de sustitución de bienes que suele observarse en contextos de fuerte pérdida real de los ingresos parece no estar dándose en el consumo de carnes», indicó el informe.

La carne vacuna, la más elegida en la Argentina

A pesar de ser la más cara, la carne vacuna fue la que mayor incremento porcentual de precios registró en el último año, con un aumento del 307%.

En diciembre de 2023, con el equivalente en pesos a un kilo de carne vacuna ($ 4.969) era posible comprar 3,5 kilos de pollo fresco ($ 1.448) cuando un año atrás se compraban 2,9 kilos.

Gasto en carne en términos reales

Si se descuenta la inflación acumulada a diciembre de 2023, el gasto total en carne ha disminuido ligeramente en los últimos tres años.

«La carne vacuna, que representa el 65% del presupuesto total de compra, en promedio se encuentra un 11% más barata que lo que costaba en 2021, llevado a moneda actual», señaló Rosgan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 20 =