Fin para la cosecha de soja: 49,6 millones de toneladas, 10% menos que el año pasado

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires dio por completada la cosecha de soja, con una producción total de 49,6 millones de toneladas, al cabo de una trilla que alcanzó poco más de 16,8 millones de hectáreas.

El volumen total de la cosecha sojera 2019/20 quedó así 10% por debajo de la lograda en la campaña previa, y quedará por debajo de la producción de maíz, esperada en al menos 50 millones de toneladas, por primera vez desde el ciclo 97/98.

En el Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la entidad porteña se indicó que luego de realizarse los últimos trabajos de recolección sobre el noroeste argentino (NOA) y el sur bonaerense, dio por concluida la campaña pese a que «restan algunos lotes por cosechar en el sur de la provincia de Buenos Aires, pero la superficie remanente no es significativa»

Así, la campaña 2019/20 tuvo la producción más baja que el año pasado a como consecuencia de la falta de agua en momentos críticos en el desarrollo del cultivo, lo que impactó de manera negativa en los rendimientos.

De esta manera, se produjeron 5,5 millones de toneladas menos que en la 2018/19, pese a que en un principio se sembraron de 200.000 hectáreas más que en el ciclo anterior (17,6 millones de hectáreas).

La falta de lluvias tuvo como consecuencia una caída del rendimiento nacional promedio de 4,1 puntos porcentuales al pasar de 33,5 quintales por hectárea (qq/ha) a 29,4 qq/ha en la presente cosecha.

Esto significó una reducción del 12,1% respecto al ciclo previo, pero también una merma del 1,4% en comparación al promedio de las últimas cinco campañas.

Durante el ciclo  el 68 % del área cosechada fue aportada por lotes de primera, que finalizaron con un rinde promedio de 32 qq/ha, productividad que se ubicó por debajo a los 36,2 qq/ha estimados para el ciclo previo, pero «similar al promedio de las últimas cinco campañas», destacaron desde la Bolsa de Cereales.

El otro 32 % del área cosechada correspondió a lotes de segunda, que finalizaron el ciclo con un rinde promedio de 23,9 qq/ha, lo que representó una caída interanual de 3,4 qq/ha, pero 1,5 qq/ha por encima al promedio de las cinco campañas previas.

A escala regional, los mejores rendimientos se ubicaron sobre el centro de la región agrícola, más precisamente en las regiones núcleo norte, con 34,4 qq/ha; núcleo sur, con 33,5 qq/ha; y norte de La Pampa oeste de Buenos Aires, con 33,2 qq/ha.

Más atrás se ubicaron el centro-norte de Córdoba, con 32,1 qq/ha; el centro-norte de Sante Fe, con 31,9 qq/ha; y el sur de Córdoba, con 29,1 qq/ha.

«Estas mismas regiones son las que alcanzaron los mayores volúmenes de producción, no solo por los rindes cosechados sino también por su gran participación en área sembrada», remarcó la entidad bursátil.

Así, en el desagregado por región realizado por la Bolsa porteña se destaca que el núcleo norte aportó más de 8 millones de toneladas de grano con un área cosechada de 2,33 millones de hectáreas, mientras que el núcleo sur con 7,5 millones de toneladas y y la misma cantidad de hectáreas trilladas.

Un peldaño más abajo se ubicó el norte de La Pampa – oeste de Buenos Aires, con una producción de 6,35 millones de toneladas y 1,9 millones de hectáreas cosechadas; centro-norte de Córdoba, con 5,8 millones de toneladas y 1,8 millones de hectáreas; y el sur de Córdoba, con 4,75 millones de toneladas y 1,63 millones de hectáreas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =