Crecen las exportaciones de carne argentina en volumen pero caen en valor

Las exportaciones de carnes bovinas en septiembre pasado sumaron 85 mil toneladas y acumularon así en los primeros nueve meses del año 644 mil toneladas por uSs 2002 millones, 13% más en volumen que en igual lapso de 2019, pero 2% menos en el total facturado, informó el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC) en base a datos provisorios y parciales proporcionados por el Indec.

“Si bien las exportaciones de carnes enfriadas se mantuvieron elevadas, no alcanzaron el nivel del mes anterior; en consecuencia, el incremento de los embarques se sustentó en las carnes congeladas y prácticamente en China, y en mucha menor medida, a Israel; esta evolución revierte la tendencia de los últimos meses, en que se advirtió una menor participación del mercado chino dentro de nuestras exportaciones de carnes bovinas”, explicó Mario Ravettino, presidente de la entidad.

Según Ravettino, “las ventas hacia China fueron las segundas más elevadas de este año, similares a las de septiembre de 2019 pero menores a los registros de los últimos meses de 2019”.

Los cambios en el mercado chino provocaron oscilaciones en los volúmenes remitidos, pero indudablemente el principal cambio se dio en los precios: A fines de 2019 el valor medio de las carnes congeladas desosadas exportadas hacia China llegó a casi u$s 5700 la tonelada, mientras que en septiembre apenas orilló u$s 3600, 36% menos.

Paralelamente, el monto exportado denotó la incidencia de las carnes con hueso, que tienen un valor unitario inferior.

Por ende, pese a que en los primeros nueve meses de 2020 las exportaciones superaron en 15% a las de igual lapso de 2019, fueron 4% menores en valor.

Tras el retroceso de comienzos de año, los embarques se recuperaron, aunque la brecha respecto de 2019 es importante en volumen pero aún más en valor.

Al comparar el valor promedio en los últimos cinco meses, aún tomando en cuenta el pico de mayo, se advierte una baja de 30% comparado con la media de los últimos meses de 2019 (unos 100 millones mensuales menos en promedio).

“En el lapso analizado, el precio medio se ha caracterizado por una tendencia descendente acentuada en los últimos meses; los efectos de las dificultades del mercado asociadas al Covid-19 han golpeado con mayor intensidad el rubro de las carnes enfriadas; de no haber mediado la demanda china, el impacto en nuestros embarques habría sido considerable”, afirmó Ravettino.

Con las menudencias de origen bovino, el total facturado fue de US$ 2.192 millones, 3% inferior al acumulado a septiembre de 2019.

China mantuvo su claro liderazgo en el ranking de los principales destinos, con una participación del 61% sobre el valor total exportado; seguido por la Unión Europea (14%), Israel y Chile (8 y 6%, respectivamente).

En los últimos doce meses se acumularon 915 mil toneladas de carnes bovinas por US$ 3.329 millones, ambas cifras constituyen récords históricos; y, de mantenerse el ritmo de embarques, 2020 estará cercano a estos valores, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 2 =