En la apertura de Palermo, la Sociedad Rural reclamó el fin de las políticas «confiscatorias»

En la apertura de la Exposición Rural 2022, en el predio de Palermo, el presidente de SRA, Nicolás Pino, criticó las políticas económicas del Gobierno: “Son confiscatorias”, denunció.

“La inflación no se baja con control de precios, se baja eliminando el mal gasto del Estado”, expresó en el discurso inaugural.

Al frente de las 134° exposición, Pino llamó a la nueva conducción económica, con Sergio Massa a la cabeza, a estar “a la altura de la difícil situación que atraviesa el país” y a ser capaz de generar “la confianza necesaria para atravesar estos momentos”.

“El sector muestra su fuerza cuando estamos unidos. No seamos funcionales a políticas mezquinas que pretenden dividirnos y lucrar con nuestra desunión”, agregó.

Uno de los puntos en los que se centró el discurso del titular de la entidad agropecuaria fue la crítica a las medidas económicas llevadas adelante por la gestión del presidente Alberto Fernández en los últimos dos años.

Aseguró que las retenciones son “ilegales e inconstitucionales”. Se refirió en esa línea a las consecuencias que conllevan para el sector. “Las trabas a la exportación, los cupos y el resto de sus medidas intervencionistas solo generan caída de la inversión y de la producción, sin ningún beneficio para la tan nombrada ‘mesa de los argentinos’”, sostuvo Pino.

“El gobierno intervino en las exportaciones de carne, provocando que cayeran un 11% en el último año”, sostuvo. “Pero, paradójicamente, y bajo el pretexto de proteger con precios bajos el consumo de la población, lo que consiguieron fue hacer subir esos precios, impulsados por la falta de soluciones verdaderas para erradicar la inflación creciente que afecta a todos los argentinos”, remarcó el ruralista en otro tramo de su discurso.

El titular de SRA destacó el aporte del agro a la economía local. “Durante el primer semestre de este año, ingresaron, desde el sector agroindustrial, a las arcas del Banco Central, más de 19.000 millones de dólares. Resulta un récord absoluto y supera a la media histórica en un 90%”, señaló.

“El aporte que el común de las actividades económicas hace al Estado, en forma de impuestos, es un 42%; el campo supera ese promedio, y llega a entregar, en concepto de impuestos, un 70%. Esto es discriminatorio y hasta confiscatorio”, apuntó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =