Alimentación y pandemia: mayoría de consumidores cambió de hábitos

Más de 8 de cada diez consumidores aseguran que la pandemia provocada por el coronavirus ha cambiado sus hábitos alimenticios, llevándolos a cocinar, comer, comprar y pensar en los alimentos de manera diferente.

Así surge de la Encuesta anual de Alimentos y Salud del Consejo Internacional de Información Alimentaria, en la que se sostuvo que el 85% de los consultados dijo que estaba haciendo algo diferente con su alimentación, y el 60% que que cocinaba más en casa.

La encuesta arrojó también que aproximadamente un tercio de ellos está comiendo más, consignó el sitio Bioeconomia. Además de más bocadillos, la pandemia ha cambiado lo que la gente está comiendo, dijo Ali Webster, director de comunicaciones de investigación y nutrición de IFIC, en una conferencia de prensa virtual anunciando los resultados de la encuesta.

«La mayoría de los consultados dijeron que estaban alimentándose más saludablemente de lo que suelen hacerlo como resultado de la pandemia. Y esto se comparó con un porcentaje más bajo de personas que dijeron que estaban consumiendo alimentos menos saludables que en épocas normales», dijo Webster.

«Así que creo que la gente realmente está aprovechando la oportunidad de pensar más en lo que estaban comiendo, tal vez. Cocinar más en casa tiende a ser un poco más saludable que las elecciones que podríamos hacer al comer fuera», añadió.

Aproximadamente uno de cada cinco consumidores informó haber tomado decisiones más saludables, mientras aproximadamente la mitad de ellos dijeron que comen menos saludablemente, según la encuesta.

La IFIC, que comunica información basada en la ciencia sobre la salud, la seguridad y la nutrición de los alimentos, realiza una amplia encuesta cada año para capturar el pulso de los consumidores en el sistema alimentario.

Releva de que forma se consumen los alimentos y su impacto en la salud y en que medida los consumidores se informan sobre los alimentos y cuánto influye la información en el etiquetado.

Este año la encuesta se realizó entre el 8 y el 16 de abril, luego de que muchos consumidores habían pasado varias semanas en casa. Esto le dio a IFIC la oportunidad de observar la reacción de los consumidores ante la pandemia y cómo se mantenían saludables.

Una cosa que la pandemia no ha cambiado es cuántos consumidores consideran seguro el sistema alimentario.

Un total de 67% de los consumidores encuestados confía en la seguridad del sistema alimentario, un punto porcentual menos respecto al año pasado.

La principal preocupación de seguridad alimentaria este año no fueron las enfermedades transmitidas por los alimentos o los productos químicos, sino la contaminación por el manejo o la preparación de los alimentos a la luz de la pandemia.

Alrededor de la mitad de los consumidores dijeron que les preocupaba comer alimentos preparados fuera de sus hogares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =