El Gobierno analiza bajar las retenciones para la carne y los lácteos

Luego de los anuncios económicos de la semana pasada para apuntalar la reactivación de la economía y sumar dólares a las reservas del Banco Central, que incluyeron una baja manera temporal las retenciones a la exportaciones del complejo soja, devolución para más de 40.000 pequeños y medianos productores, y bajas permanentes para los bienes e insumos industriales, el Ejecutivo nacional analiza sumar a esos beneficios a las ventas al exterior de carne vacuna y de productos lácteos.

Así lo anticipó este martes el secretario de Industria nacional, Ariel Schale, en diálogo con radio Rosario 3. El funcionario dijo que el Gobierno tiene en estudio rebajar retenciones a las exportaciones frigoríficas y lácteas.

“Son medidas que están en nuestro horizonte. Las rebajas que se anunciaron, como también el aumento de reintegros, son el inicio de un camino que apunta a consolidar al país como una plataforma de agregado de valor”, dijo el funcionario.

“Vamos a estimular con un claro mensaje, como es la baja de retenciones, a las industrias, como la frigorífica, que nos permitan pasar de exportar alimentos para animales a exportar alimentos para personas, que le significa a país multiplicar por 5 o por 6 el ingreso de divisas”, agregó Schale.

En la previa a los anuncios, había trascendido que a las retenciones a la industria frigorífica bajarían del 9% actual a 5%  mientras la industria láctea no había sido mencionada.

Este lunes al oficializar la rebaja de 5% a 0% los derechos de exportación de bienes industriales y de 4% a 3% la alícuota para insumos elaborados industriales, el Gobierno reforzó que beneficiarán a más de 20 sectores fabriles, entre ellos alimentación animal; de carnes; calzado; caucho y plásticos; construcción; editorial; electrodomésticos; electrónica.

Y dejó en claro que se analiza el incentivo de exportaciones industriales estratégicas para algunos sectores particulares, entre las que podrían estar el sector frigorífico cárnico y el lácteo, que desde marzo tributan 5%.

En tanto, para los sectores fabriles, los reintegros de exportación elevan las alícuotas de bienes finales industriales a un piso del 7%, y las de insumos elaborados industriales a uno del 5%; y alcanza a más de 20 sectores entre los que se destacan las industrias de equipamiento médico, informática, instrumentos musicales, juguetes, laboratorios, luminaria, metalmecánica, muebles, químicos, textil e indumentaria, y vitivinícola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 11 =