La ola de calor castiga la soja: hay al menos 100.000 hectáreas perdidas y 30% menos de producción

Una ola de calor de dos semanas en Argentina dañó entre un 10% y un 30% el potencial de rendimiento de la soja de primera en la región núcleo, y provocó la pérdida total de 100.000 hectáreas de soja de segunda.

El informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) indica que las altas temperaturas, que en algunos casos superaron los 42°C, afectaron el crecimiento y desarrollo de los cultivos.

Las lluvias recientes son «cruciales» para la recuperación de los campos, pero no podrán revertir completamente el daño causado por la ola de calor.

Se estima que la región núcleo perdió 80 milímetros de agua en el suelo por evapotranspiración, lo que equivale a la mitad de las lluvias que se registraron en la primera quincena de enero.

Los cultivos de segunda son los más afectados, con un 20% de las hectáreas en estado «malo» y un 30% en estado «regular».

La soja de primera también se vio afectada, con un 50% de las hectáreas en estado «regular» y el resto en estado «bueno».

Se estima que las pérdidas de rendimiento en la soja de primera podrían ser de un 20% a un 30% en promedio, pero podrían llegar al 50% en las áreas más afectadas.

Las lluvias recientes son una buena noticia, pero no son suficientes para asegurar una cosecha récord.

La jefa de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Cecilia Conde, indicó que «estos 15 días de mucho calor puso en duda la cosecha récord».

Sin embargo, resaltó que «sin lugar a dudas que crecer vamos a crecer en cosecha», ya que «nada es comparable con el fatídico año pasado».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 5 =