Alerta por botulismo: el Senasa advierte sobre los riesgos y cómo evitarlo

El Senasa, organismo argentino de sanidad y calidad agroalimentaria, advierte sobre el botulismo, una enfermedad transmitida por alimentos (ETA) causada por una toxina bacteriana.

¿Qué es el botulismo?

Es una intoxicación provocada por la ingestión de la toxina botulínica, presente en alimentos mal conservados, principalmente en conservas caseras o de dudosa procedencia.

¿Cuáles son los alimentos más riesgosos?

  • Conservas caseras o sin etiquetas.
  • Vegetales en conserva: morrones, espárragos, palmitos, aceites saborizados.
  • Embutidos secos.
  • Escabeches con pH inadecuado.

¿Cómo prevenir el botulismo?

  • Evitar conservas sin etiquetas: verificar número de habilitación del producto y del establecimiento (RNE y RNPA), dirección del elaborador, fecha de vencimiento, lote, etc.
  • Lavar bien las frutas y verduras: eliminar tierra o polvo donde se alojan microorganismos.
  • No dar miel a menores de un año: el botulismo infantil puede ser mortal en este grupo.
  • Descartar conservas con: abombamientos, tapas hinchadas, expulsión de gas al abrir, turbiedad, abolladuras o contenido atípico.

¿Por qué es importante la higiene?

La bacteria Clostridium botulinum se encuentra en el suelo y agua, resiste altas temperaturas y se desarrolla sin oxígeno (conservas). La falta de higiene, el manejo inadecuado de la temperatura o la acidificación pueden favorecer su desarrollo.

Para más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 5 =